Can Corder

En Can Corder elaboramos productos lácteos de alta gama desde 1977, gracias a la dedicación plena de todo nuestro equipo.

Actualmente elaboramos nuestros productos combinando la tradición de los grandes maestros artesanos y los sistemas más modernos de control de calidad.

De este modo, logramos la unión perfecta entre salud y placer para nuestros consumidores.

Actualmente, Can Corder agrupa sus productos en seis grandes familias: quesos frescos (requesón y queso fresco), quesos madurados (de vaca, de oveja y de cabra), yogures, kefir y miel.

Nuestra voluntad es poder dar respuesta a los deseos y demandas de nuestros clientes.

Por este motivo en la década de los ochenta ampliamos nuesta experiencia como artesanos del requesón a todo tipo de postres lácticos; como consequencia de éste hecho la empresa abandonó la actividad ganadera para dedicarse exclusivamente a la elaboración de productos lácteos de alta calidad

Los yogures y demás postres lácteos se hacen con la leche que cada día llega a la sede de Can Corder recién ordeñada de una granja vecina, Can Duran.

Esta granja fue pionera en la selección y el saneamiento de las vacas frisonas, animales pequeños con una leche de gran calidad en presentar un alto contenido en proteínas.

En Can Corder elaboramos productos lácteos de alta gama desde 1977, gracias a la dedicación de todo nuestro equipo y de la experiencia del Sr. Pere Bassa, fundador de la empresa y primogénito de una popular familia de artesanos de la cuajada.

Actualmente elaboramos nuestros productos combinando la tradición de los grandes maestros artesanos y los sistemas más modernos de control de calidad, consiguiendo la unión perfecta entre salud y placer para nuestros consumidores.