Can Corder
03/08/2003

Elaboración artesanal


(Noticia extraída de la revista “El 9 nou” del 28 de marzo de 2003)
En Can Corder solo hay una línea de producción. Después de recibir la leche se produce la pasteurización a través de un intercambiador de placas y se cocina a diferente temperatura dependiendo de qué producto se quiera elaborar.
Si es queso fresco o curado, la pasteurización se realiza a 75 grados centígrados durante unos 20 segundos, con el objetivo de destruir las bacterias patógenas de la leche.
Si es para hacer requesón o yogur la pasteurización se realiza a 90 grados centígrados durante diez minutos, con el objetivo que tenga un efecto sobre las proteínas para que el yogur quede más consistente. A continuación, la leche para el requesón y el yogur se pone en unas cisternas para que se acabe de pasteurizar y después se va trasladando de 100 litros en 100 litros en otro depósito donde se incorpora cada vez el fermento.
De cada 100 litros de leche salen 800 yogures de 125 gramos. I una vez envasados, se llevan a incubar en una cámara a 42 grados centígrados y después se almacenan en otra que está entre 1 a 5 grados.
Después solo es necesario cargar las cajas a los camiones y realizar el reparto a los diferentes establecimientos.


 
 
  Teléfono 93 844 66 30